La vejez


Apoyado en su bastón intentaba caminar al baño, sus pies arrugados y débiles por la edad, le cobraban todos los abusos que en su juventud cometió con ellos.

Desde muy joven fue amante del parkour, pasó 2 años en rehabilitación después de caer del piso 11 de un edificio, sufrió fractura de Fémur, tibia, rotula y peroné en su pierna derecha, pero esto no fue impedimento para que continuara con su hobbie.

La mañana del 06 de octubre de 1981, en una de sus faenas al caer como muchas veces anteriores, el hueso de su pierna derecha nuevamente lo lleva al hospital municipal, mientras que estaba acostado en la camilla esperando atención, una enfermera de cabello castaño claro, ojos verdes, dientes blancos que hacían juego con el labial rosado y los pómulos ligeramente rojos por el intenso calor, le aplicó la inyección contra el tétano

Continuar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s