NO SE SI REQUIERE TÍTULO.


La noticia fue aterrorizante, gritos, llanto, insultos y una completa negación al acontecimiento.

Tenía juicios y prejuicios para sustentar su comportamiento; eso sí, la sustentación reflejaba la carente argumentación de su posición.

Por horas, e incluso dos extenuantes días la idea seguía intacta, no presentaba ningún cambio, pero,  con la decisión de hacer la llamada y afrontar la realidad, conociendo un poco más sobre el tema que le desestabilizo; El cambio llego.

Una voz femenina llena de vida e imprégnante felicidad respondió al otro lado del país. El choque llegó a su fin. Sin embargo, las preguntas fueron formuladas.

Ella, sin saber cómo responder, se sometió a los juzgamientos de una de las personas más importantes  en su vida. Y con sencillez característica y latente en su existencia; dio respuestas.

Algunas opiniones contrarias calentaban la llamada pero, esta nunca llegó a los términos con los cuales fue iniciada.

Al oprimir el botón de finalizar llamada, los planes dieron el inicio a la espera de un nuevo ser.

Un niño,  quiero que sea un niño! Se dijo en el silencio de la sala de su casa, mientras los ojos azules de su perro le miraban fijamente.

Algunos días después ya  había olvidado el tiempo mencionado sobre las semanas de vida y pregunto. -¿ya sabes qué es? -anonadado por la respuesta, sin ser lo que deseaba escuchar Nuevamente el comportamiento no racional se ocultaba y quedaba a flote el sentimentalismo.

La construcción de su mundo emocional se encontraba en la cúspide del mismo.

Se sentía un ganador, la mayor parte del tiempo hacia planes con aquella pequeña vida en formación.

Acudió a la biblioteca más grande del mundo – El endiosado buscador de internet;  para investigar sobre el tema, este le indico en cuanto tiempo el corazón se forma, cuando se define su género y otra infinidad de preguntas sobre sus inquietudes.

A sus 25 años la emoción como hombre de cuidar y brindar amor a un niño indefenso lo hacía parecer cursi. Sin embargo esto no fue relevante y los planes seguían un rumbo ininterrumplible.

En la facilidad de conexión e inmediatez en un mundo presionado por los resultados, el teléfono que en un principio se usó como medio de comunicación para informar sobre la gestación de un niño ahora, muy temprano en la mañana de un lunes se usó para informar sobre la partida repentina de aquella vida.

Sin presentar la más mínima molestia, su corazón se detuvo. La madre aturdida ante la noticia se encontraba en shock, su llanto desgarrador  se deslizaba con agresión sobre las fibras de las personas que la escuchaban. Y Los médicos con el más descaro protocolo decían en voz baja ” lo sentimos mucho, esto pronto pasara”

-¿Cómo pueden entender algo que no han vivido?

Llegó de sorpresa, genero una molestia sin quererlo, creo la emoción más grande que según dicen las madres’ se puede sentir y de la misma manera partió sin poderle conocer y sin dar un – adiós. !.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s