Mañana desaparece el cuerpo 


!Esto no termina aquí!

Grito con la ultima fuerza después de haber vivido una vida corta pero, llena de épicas aventuras dignas de ser contadas a sus nietos.

Aferrado a mantener su corazón latiendo,  sujeta con agresividad la mano del doctor, quien lo observaba en aquel plano momento.

Había pasado los últimos cinco días, postrado en una destartalada cama de hospital a las afueras de un pueblo casi fantasma. Su población desaparece con rapidez a causa del abandono estatal y las inclementes enfermedades que aquejan sin piedad a todos por igual.

Atormentado por su condición medica, la pésima alimentación y el desconsuelo creciente al notar su cuerpo cada segundo más agotado, ocultaba las lagrimas ante la presencia de todos aquellos quienes lo visitaban en sus tiempos libres.

Algunos familiares llegan hasta la aterradora habitación para brindar consuelo con sus abrazos y palabras de aliento que alivian la agonía del lugar. Otros, simplemente se acercan para jactarse y cesar la curiosidad al ver el rostro demacrado de un hombre que se niega a abandonar la vida que tanto aprecia, mientras que otros más, lo visitan por sentir una obligación, la necesidad de hacer presencia hipócrita.

Al terminar la visita y con la llegada del ocaso, sus noches transcurren en el susurro molesto del elevador cada que alguien decide tomarlo para subir o bajar los 3 paupérrimos niveles, seguramente este había sido construido a principios de siglo, siendo toda una proeza de la ingeniería e innovación en un pueblo que crecía con prosperidad a manos de un gobierno ético pero extinto en la actualidad.

Tenia un fantasmagórico mantenimiento, sus cuerdas rechinaban con el solo soplo del viento y el silencio funerario de los pasillos se veía interrumpido por el ensordecedor sonido al entrar en funcionamiento.

Sin embargo, esta era una noche distinta, realmente había silencio y sonreía al recordar el motivo de su tranquilidad, pues lejos de esta cama fría y en la armonía de su hogar se encontraba descansando su pequeña hija; realmente ella lo había hecho feliz. 

Por un instante casi perpetuo, recordó los ojos grandes y mirada inocente cuando presencio el nacimiento de su hija y cuando seguido a ello se desmayo por las fuertes escenas del evento, derribando algunos implementos en la sala de partos.

Durante los dos últimos años la pequeña había logrado tocar todas las fibras de este hombre fuerte y protector, ella lo doblegaba con solo verlo y ligeramente sonreírle y él’ quien tanto la había anhelado solo podía contemplar su belleza mientras con rapidez y angustia la veía crecer.

Recordando esto y mientras lloraba de impotencia cierra los ojos y por fin puede descansar.

La mañana siguiente mientras la brisa deshojaba los arboles de un otoño gris y haciendo caso omiso a las recomendaciones del medico, llega a su habitación la visita más esperada y padre e hija caminan torpemente abriéndose paso entre los equipos médicos.

Un nuevo día había terminado, su hija,esposa ,familiares y amigos se alejaban por el empedrado camino mientras él los veía a través de la ventana. la solución a su enfermedad no llegaba y su condición empeoraba.

 Tiempo después ya no tenia problemas con la comida, ni le importaba el plato que le llevaran, ya no podía alimentarse por si solo y sus movimientos se limitaban a parpadeos, aceptaciones y negaciones leves con su cabeza y algunos pocos sonidos confusos que lograba emitir.

Su cuerpo parecía llegar a una estación sin retorno, una donde se agotaban los suministros para el arduo viaje de regreso.

Sin poder descifrar la verdadera enfermedad, este hombre de 30 años se deteriora con rapidez mientras su cuerpo se detiene por completo frente a una Ataxia Espinocerebelar. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s