Destacado

Amor a ciegas


Siglo XXl, el auge de la tecnología, sociedades con ausencia de tiempo libre, ansia de poder, reconocimiento, fama y el amor a ciegas.

Lialdia.com / Felipe Mendoza C. /  Long Island/ New York / 2/24/2018 – En la actualidad las relaciones amorosas abarcan un amplio escenario virtual. Desde sus inicios hasta la fecha, las páginas destinadas a las citas a través de Internet se han convertido en campo de grandes ingresos monetarios. Algunas industrias cumplen una serie de requisitos de sus clientes a la hora de buscarle el posible amor de su vida y además, hacen acompañamiento a sus clientes para garantizarles su seguridad.

Pero, no todo es tan simple y colorido, así como existe la industria que se asegura de resguardar la integridad de sus clientes, también existen, las que no ven más allá del beneficio económico garantizado por los miembros. Seguir leyendo “Amor a ciegas”

Anuncios
Destacado

Crónicas / Bajo el sol y el agua.


Lialdia.com  / Felipe Mendoza C/ New York / 2/7/2018 – Los protagonistas de esta historia son unos osados, Cuando los conocí y les hablé de mis planes con ellos, se apresuraron en decir que no pensaban contar su vida a un periodista. Aun así, he logrado obtener lo siguiente de ellos. Por supuesto, no solo es la historia de estos hombres, es la de miles de personas que se desplazan por el mundo en busca de oportunidades.

Un lunes de 1999, cuando coqueteaban los  primeros rayos del sol con las nubes  mañaneras, una familia se despide en medio de nostalgia mientras ven partir a los dos hombres de la casa. Ricardo y Francisco deciden comenzar una épica aventura, acompañados de la muerte y atrás queda el país que los vio nacer, su amado Ecuador. Seguir leyendo “Crónicas / Bajo el sol y el agua.”

Destacado

Presos en la tierra de la libertad.


La comunidad latina aporta económicamente en aspectos comunitarios y culturales, y de manera muy efectiva, asumen los trabajos que nadie quiere, y lo hace por salarios que en condiciones legales apropiadas no acepta ningún otro individuo.

Lialdia.com  / Felipe Mendoza C/ Bay Shore/ Long Island/ NY/2/2/2018 – Aquí en la tierra de la libertad, donde los sueños se hacen realidad, donde una dama levanta la antorcha mas simbólica en la capital del mundo, viven las manos guerreras de inmigrantes hambrientos de estabilidad emocional. Seguir leyendo “Presos en la tierra de la libertad.”

Destacado

Mañana desaparece el cuerpo 


!Esto no termina aquí!

Grito con la ultima fuerza después de haber vivido una vida corta pero, llena de épicas aventuras dignas de ser contadas a sus nietos.

Aferrado a mantener su corazón latiendo,  sujeta con agresividad la mano del doctor, quien lo observaba en aquel plano momento.

Había pasado los últimos cinco días, postrado en una destartalada cama de hospital a las afueras de un pueblo casi fantasma. Su población desaparece con rapidez a causa del abandono estatal y las inclementes enfermedades que aquejan sin piedad a todos por igual.

Atormentado por su condición medica, la pésima alimentación y el desconsuelo creciente al notar su cuerpo cada segundo más agotado, ocultaba las lagrimas ante la presencia de todos aquellos quienes lo visitaban en sus tiempos libres.

Algunos familiares llegan hasta la aterradora habitación para brindar consuelo con sus abrazos y palabras de aliento que alivian la agonía del lugar. Otros, simplemente se acercan para jactarse y cesar la curiosidad al ver el rostro demacrado de un hombre que se niega a abandonar la vida que tanto aprecia, mientras que otros más, lo visitan por sentir una obligación, la necesidad de hacer presencia hipócrita.

Al terminar la visita y con la llegada del ocaso, sus noches transcurren en el susurro molesto del elevador cada que alguien decide tomarlo para subir o bajar los 3 paupérrimos niveles, seguramente este había sido construido a principios de siglo, siendo toda una proeza de la ingeniería e innovación en un pueblo que crecía con prosperidad a manos de un gobierno ético pero extinto en la actualidad.

Tenia un fantasmagórico mantenimiento, sus cuerdas rechinaban con el solo soplo del viento y el silencio funerario de los pasillos se veía interrumpido por el ensordecedor sonido al entrar en funcionamiento.

Sin embargo, esta era una noche distinta, realmente había silencio y sonreía al recordar el motivo de su tranquilidad, pues lejos de esta cama fría y en la armonía de su hogar se encontraba descansando su pequeña hija; realmente ella lo había hecho feliz. 

Por un instante casi perpetuo, recordó los ojos grandes y mirada inocente cuando presencio el nacimiento de su hija y cuando seguido a ello se desmayo por las fuertes escenas del evento, derribando algunos implementos en la sala de partos.

Durante los dos últimos años la pequeña había logrado tocar todas las fibras de este hombre fuerte y protector, ella lo doblegaba con solo verlo y ligeramente sonreírle y él’ quien tanto la había anhelado solo podía contemplar su belleza mientras con rapidez y angustia la veía crecer.

Recordando esto y mientras lloraba de impotencia cierra los ojos y por fin puede descansar.

La mañana siguiente mientras la brisa deshojaba los arboles de un otoño gris y haciendo caso omiso a las recomendaciones del medico, llega a su habitación la visita más esperada y padre e hija caminan torpemente abriéndose paso entre los equipos médicos.

Un nuevo día había terminado, su hija,esposa ,familiares y amigos se alejaban por el empedrado camino mientras él los veía a través de la ventana. la solución a su enfermedad no llegaba y su condición empeoraba.

 Tiempo después ya no tenia problemas con la comida, ni le importaba el plato que le llevaran, ya no podía alimentarse por si solo y sus movimientos se limitaban a parpadeos, aceptaciones y negaciones leves con su cabeza y algunos pocos sonidos confusos que lograba emitir.

Su cuerpo parecía llegar a una estación sin retorno, una donde se agotaban los suministros para el arduo viaje de regreso.

Sin poder descifrar la verdadera enfermedad, este hombre de 30 años se deteriora con rapidez mientras su cuerpo se detiene por completo frente a una Ataxia Espinocerebelar. 

VIVÍ EN EL PARAÍSO Y LO ABANDONE


Hace tiempo viví en el paraíso, ese lugar mítico, anhelado y prometido para la eternidad y decidí abandonarlo.

Les puedo asegurar que es todo lo que hemos escuchado y mucho más.  Pero lo más emocionante y triste a la vez,  es que muchos de nosotros estuvimos allí  y decidimos partir muy aprisa.

En este lugar realmente existe la armonía entre hombre y naturaleza, el despertar es todo un concierto de aves. Seguir leyendo “VIVÍ EN EL PARAÍSO Y LO ABANDONE”

UNA ETAPA POR QUEMAR


Una etapa por quemar

En los últimos meses, mucho se me ha dicho sobre las etapas que todo ser humano debe quemar. Sin embargo, me mantengo en la posición firme y renegada al trago y cuanta sustancia costumbrista y poco original permitan mi crecimiento como persona.

No sé hasta qué punto estoy dispuesto a soportar, largas y agotadas  horas,  sentado o bailando al ritmo suculento, candente y pegajoso de la música;  ritmos que mueven las fibras del mas insensible, o manteniendo conversaciones vagas mientras consumo bebidas alcohólicas.  -“me quedo con la música”

De otro lado y no lejos de la realidad, llega la mañana nauseabunda, replegado a la sombra de la cortina, evitando los rayos del sol que afuera invita a vivir un maravilloso día de deporte junto a familiares o amigos que comparten pasiones. Seguir leyendo “UNA ETAPA POR QUEMAR”

Destacado

NO SE SI REQUIERE TÍTULO.


La noticia fue aterrorizante, gritos, llanto, insultos y una completa negación al acontecimiento.

Tenía juicios y prejuicios para sustentar su comportamiento; eso sí, la sustentación reflejaba la carente argumentación de su posición.

Por horas, e incluso dos extenuantes días la idea seguía intacta, no presentaba ningún cambio, pero,  con la decisión de hacer la llamada y afrontar la realidad, conociendo un poco más sobre el tema que le desestabilizo; El cambio llego.

Una voz femenina llena de vida e imprégnante felicidad respondió al otro lado del país. El choque llegó a su fin. Sin embargo, las preguntas fueron formuladas.

Ella, sin saber cómo responder, se sometió a los juzgamientos de una de las personas más importantes  en su vida. Y con sencillez característica y latente en su existencia; dio respuestas.

Algunas opiniones contrarias calentaban la llamada pero, esta nunca llegó a los términos con los cuales fue iniciada.

Al oprimir el botón de finalizar llamada, los planes dieron el inicio a la espera de un nuevo ser.

Un niño,  quiero que sea un niño! Se dijo en el silencio de la sala de su casa, mientras los ojos azules de su perro le miraban fijamente.

Algunos días después ya  había olvidado el tiempo mencionado sobre las semanas de vida y pregunto. -¿ya sabes qué es? -anonadado por la respuesta, sin ser lo que deseaba escuchar Nuevamente el comportamiento no racional se ocultaba y quedaba a flote el sentimentalismo.

La construcción de su mundo emocional se encontraba en la cúspide del mismo.

Se sentía un ganador, la mayor parte del tiempo hacia planes con aquella pequeña vida en formación.

Acudió a la biblioteca más grande del mundo – El endiosado buscador de internet;  para investigar sobre el tema, este le indico en cuanto tiempo el corazón se forma, cuando se define su género y otra infinidad de preguntas sobre sus inquietudes.

A sus 25 años la emoción como hombre de cuidar y brindar amor a un niño indefenso lo hacía parecer cursi. Sin embargo esto no fue relevante y los planes seguían un rumbo ininterrumplible.

En la facilidad de conexión e inmediatez en un mundo presionado por los resultados, el teléfono que en un principio se usó como medio de comunicación para informar sobre la gestación de un niño ahora, muy temprano en la mañana de un lunes se usó para informar sobre la partida repentina de aquella vida.

Sin presentar la más mínima molestia, su corazón se detuvo. La madre aturdida ante la noticia se encontraba en shock, su llanto desgarrador  se deslizaba con agresión sobre las fibras de las personas que la escuchaban. Y Los médicos con el más descaro protocolo decían en voz baja ” lo sentimos mucho, esto pronto pasara”

-¿Cómo pueden entender algo que no han vivido?

Llegó de sorpresa, genero una molestia sin quererlo, creo la emoción más grande que según dicen las madres’ se puede sentir y de la misma manera partió sin poderle conocer y sin dar un – adiós. !.

Destacado

Un beso!


No quiero ni pretendo crearte una cualidad, un defecto, un gusto o disgusto.
Tampoco juzgarte, alabarte o excluirte de la culpa,
Me gustaría saber aquello que callas y lo que hablas
Entender tu rumbo explorado, permanecer lejos del velero que navegas sin control, mezclar tu experiencia con mi inexperiencia, sin permitir que detalles de tu mirada se conviertan en deseo.
Besarte como se me dé la gana sin restricciones y tabúes
Soy un poeta, uno humano, no sé en qué creer y tampoco entiendo lo que crees tú.

Cual sera nuestro futuro?


¿Infelicidad futura?

Por: Felipe Mendoza

Hace unos días leí una columna  en el Espectador.com, de Cesar Rodríguez  Garavito, titulada  “Visa para otro país”. De ella pude identificar algunas falencias que tenemos los colombianos, o más bien, limitaciones absurdas que nos impone la sociedad.

Firma de tratados de libre comercio, que debería beneficiarnos, termina favoreciendo a los extranjeros y  ¿qué pasa con nosotros? La firma de estos tratados abre las puertas a los bienes y capitales del exterior al interior de nuestro país pero, no abre las puertas a las personas, por el contrario termina siendo irónico pensar que estas limitaciones son impuestas por países en crisis, como es el caso de Europa con quienes acabamos de firmar este “magnifico Tratado”.

Las enormes filas para sacar  la visa Schengen, las reservaciones de hotel y avión  confirmadas, junto al seguro cancelado dependiendo la a cantidad de días que estemos en el continente Europeo, son el inicio de un trámite  ahíto para obtener la visa por 3 meses,  aunque esta termine siendo negada y entonces se debe iniciar un nuevo proceso de apelación.

Lo cierto es que no solo ocurre con Europa, nuestras limitaciones para tomar un vuelo y salir del país, son justificadas en un pretexto ridículo, donde nos ligan a secuestros, guerra interna, narcotráfico, una excusa que termina siendo pretenciosa   egoísta y vana.

Ahora bien, podemos recordar la llamada y tan reconocida Gran depresión o martes negro en 1929. Los colombianos creemos ciegamente que la solución a todos nuestros tropiezos, está en la firma de tratados de libre comercio, cegándosenos a una posible crisis futura.

Existen continentes con más influencia a nivel global. En la actualidad el sistema económico y comercial de Asia tiene

Continuar leyendo…

Ya no más…


¡Ya no más!

Hermosos amaneceres, son los que  todos los días podemos disfrutar al abrir los ojos y disfrutar de los rayos de luz que penetran las persianas de nuestras viviendas, si por el contrario es una mañana lluviosa, llegamos al baño a gozar de tan satisfactoria ducha con agua caliente durante 15 minutos, incluso; media hora hasta casi quedar dormidos bajo el agua.

El sonido de la ciudad se incrementa con el pasar de los minutos, un crecimiento constante y molesto para aquellas personas que aún no se acostumbran  pero, que al caer la noche  nuevamente queda en calma, pues por lo menos, las emisiones  de carbono generadas por  los autos llega a niveles más bajos.

Conoce más…