Ya no más…

¡Ya no más!

Hermosos amaneceres, son los que  todos los días podemos disfrutar al abrir los ojos y disfrutar de los rayos de luz que penetran las persianas de nuestras viviendas, si por el contrario es una mañana lluviosa, llegamos al baño a gozar de tan satisfactoria ducha con agua caliente durante 15 minutos, incluso; media hora hasta casi quedar dormidos bajo el agua.

El sonido de la ciudad se incrementa con el pasar de los minutos, un crecimiento constante y molesto para aquellas personas que aún no se acostumbran  pero, que al caer la noche  nuevamente queda en calma, pues por lo menos las emisiones  de carbono generadas por  los autos llega a niveles más bajos.

Los restaurantes, las amas de casa, los lavaderos de carros, las personas que abren las llaves del agua y simplemente observan como esta fluye con total libertad, no son conscientes o quizás quieren evadir la realidad.

Llegará el momento en que las duchas, que se convierten en todo un viaje exploratorio, en las cuatro paredes de un abaño, dado al tiempo que permanecen observando caer el agua,  mientras  se espichan los granos frente al espejo o intentando mojarse primero el pie, luego la mano, el lavado del cabello, la afeitada incluso cepillarse;  se torna preocupante;  de ahí que el desperdicio total de este vital liquido, un líquido al que no le prestamos la debida atención así como él lo hace con nosotros; llegara a su fin.

La ausencia de  nuestro importante y nada valorado H2O, iniciara un éxodo fatal, los vehículos quedaran estacionados, pues la carencia de agua en el radiador dificultara su movilidad, olores nauseabundos inundaran nuestros cuerpos, seguido a ello las viviendas y la ciudad. Al sistema de transporte suspendido, se sumaran la falta de comunicación a través de  las empresas de telefonía, internet  y todo medio que se haya creado, sus empleados dejaran de asistir a las empresas ocasionando un caos.

Los supermercados no presentaran un panorama mejor, con escases total de productos derivados del agua, agresiones para intentar obtenerlo y al no conseguirlo, llevara a las personas a  buscarla en lugares  donde no es potable, aumentando así las posibilidades de una pandemia.

“Exagerado”, Así será este texto, pero con seguridad lo interpretaran de eso modo, las personas que practican todo lo anteriormente mencionado y lo que se me escapa en este momento. Por otro lado, están aquellos que al igual que muchas personas son conscientes de esta innegable realidad y de la necesidad de hacer algo para cambiarlo.

Lo importante ahora es: No quedarnos en “el intento de hacer algo”  La necesidad ya está y es urgente que iniciemos con un proceso desde nuestro propio comportamiento. Manejo de basuras, (Ese mismo que tanto atacaron pero,  al que en realidad ni una sola idea le aportaron), el lavado de vehículos, los platos, dejar limpios los lugares naturales que visitamos, no arrojar desechos contaminantes a los afluentes de agua, siembra de árboles y todo eso que aunque suene a cliché porque ya lo hemos escuchado, no llega a ser parte del comportamiento social.

YA NO MÁS…

EN NUETRAS MANOS ESTA LA SUPERVIVENCIA

 

Reflexionemos…

 

Por: Felipe Mendoza

Anuncios

One comment

  1. Pingback: Ya no mas… | CaminosXrecorrer FM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s