Destacado

Crónicas / Bajo el sol y el agua.


Lialdia.com  / Felipe Mendoza C/ New York / 2/7/2018 – Los protagonistas de esta historia son unos osados, Cuando los conocí y les hablé de mis planes con ellos, se apresuraron en decir que no pensaban contar su vida a un periodista. Aun así, he logrado obtener lo siguiente de ellos. Por supuesto, no solo es la historia de estos hombres, es la de miles de personas que se desplazan por el mundo en busca de oportunidades.

Un lunes de 1999, cuando coqueteaban los  primeros rayos del sol con las nubes  mañaneras, una familia se despide en medio de nostalgia mientras ven partir a los dos hombres de la casa. Ricardo y Francisco deciden comenzar una épica aventura, acompañados de la muerte y atrás queda el país que los vio nacer, su amado Ecuador. Seguir leyendo “Crónicas / Bajo el sol y el agua.”

Anuncios
Destacado

Tiro al blanco de un asesino


Diciembre 31 de 1996, la iglesia se viste de boda, una pareja camina al encuentro con el Dios que creen, allí frente a él, pretenden reafirmar su compromiso de amor. La novia es una mujer delgada, de ojos saltones y una larga cabellera lisa de color castaño es muy  bella y  también muy joven para contraer matrimonio, en realidad una trabajadora imparable, soñadora inalcanzable,  educada bajo las normas éticas de una familia cristiana y por una madre intachable.

Siendo el último día del mes de mayo de 1997, solo 5 meses después de su matrimonio  y con el reloj marcando las 8:30 pm, un hombre cae tendido y muere  tras una brutal ráfaga  de disparos, no hay tiempo para auxiliarlo y se desangra abrigado por la tormenta que llega a lavar sus heridas arrastrando en sus corrientes la sangre que su cuerpo expulso. Seguir leyendo “Tiro al blanco de un asesino”

Destacado

Mañana desaparece el cuerpo 


!Esto no termina aquí!

Grito con la ultima fuerza después de haber vivido una vida corta pero, llena de épicas aventuras dignas de ser contadas a sus nietos.

Aferrado a mantener su corazón latiendo,  sujeta con agresividad la mano del doctor, quien lo observaba en aquel plano momento.

Había pasado los últimos cinco días, postrado en una destartalada cama de hospital a las afueras de un pueblo casi fantasma. Su población desaparece con rapidez a causa del abandono estatal y las inclementes enfermedades que aquejan sin piedad a todos por igual.

Atormentado por su condición medica, la pésima alimentación y el desconsuelo creciente al notar su cuerpo cada segundo más agotado, ocultaba las lagrimas ante la presencia de todos aquellos quienes lo visitaban en sus tiempos libres.

Algunos familiares llegan hasta la aterradora habitación para brindar consuelo con sus abrazos y palabras de aliento que alivian la agonía del lugar. Otros, simplemente se acercan para jactarse y cesar la curiosidad al ver el rostro demacrado de un hombre que se niega a abandonar la vida que tanto aprecia, mientras que otros más, lo visitan por sentir una obligación, la necesidad de hacer presencia hipócrita.

Al terminar la visita y con la llegada del ocaso, sus noches transcurren en el susurro molesto del elevador cada que alguien decide tomarlo para subir o bajar los 3 paupérrimos niveles, seguramente este había sido construido a principios de siglo, siendo toda una proeza de la ingeniería e innovación en un pueblo que crecía con prosperidad a manos de un gobierno ético pero extinto en la actualidad.

Tenia un fantasmagórico mantenimiento, sus cuerdas rechinaban con el solo soplo del viento y el silencio funerario de los pasillos se veía interrumpido por el ensordecedor sonido al entrar en funcionamiento.

Sin embargo, esta era una noche distinta, realmente había silencio y sonreía al recordar el motivo de su tranquilidad, pues lejos de esta cama fría y en la armonía de su hogar se encontraba descansando su pequeña hija; realmente ella lo había hecho feliz. 

Por un instante casi perpetuo, recordó los ojos grandes y mirada inocente cuando presencio el nacimiento de su hija y cuando seguido a ello se desmayo por las fuertes escenas del evento, derribando algunos implementos en la sala de partos.

Durante los dos últimos años la pequeña había logrado tocar todas las fibras de este hombre fuerte y protector, ella lo doblegaba con solo verlo y ligeramente sonreírle y él’ quien tanto la había anhelado solo podía contemplar su belleza mientras con rapidez y angustia la veía crecer.

Recordando esto y mientras lloraba de impotencia cierra los ojos y por fin puede descansar.

La mañana siguiente mientras la brisa deshojaba los arboles de un otoño gris y haciendo caso omiso a las recomendaciones del medico, llega a su habitación la visita más esperada y padre e hija caminan torpemente abriéndose paso entre los equipos médicos.

Un nuevo día había terminado, su hija,esposa ,familiares y amigos se alejaban por el empedrado camino mientras él los veía a través de la ventana. la solución a su enfermedad no llegaba y su condición empeoraba.

 Tiempo después ya no tenia problemas con la comida, ni le importaba el plato que le llevaran, ya no podía alimentarse por si solo y sus movimientos se limitaban a parpadeos, aceptaciones y negaciones leves con su cabeza y algunos pocos sonidos confusos que lograba emitir.

Su cuerpo parecía llegar a una estación sin retorno, una donde se agotaban los suministros para el arduo viaje de regreso.

Sin poder descifrar la verdadera enfermedad, este hombre de 30 años se deteriora con rapidez mientras su cuerpo se detiene por completo frente a una Ataxia Espinocerebelar. 

Destacado

Carta al viento


En la cúspide de la indiferencia se ahoga el último grito de amor colgado de un débil tallo seco e invadido por la maleza.

Sus fuertes ráfagas se deslizan sin piedad sobre las partes muertas y las que fallecen a la velocidad que toma una gota de agua desprendida de su nube creadora. Hoja tras hoja pierden su color al ritmo del tic tac  cardíaco  suspendido en su mano derecha, dejando expuesto el gigante tronco que se niega perder su esperanza, mientras sus últimas fuerzas se aferran a las fuertes raíces que afianzaron su crecer.

Es el clamor de un llamado silencioso marcando el colapso de una historia que se desvanece con la más ligera brisa mañanera y es embellecida de forma burlesca  a los primeros rayos de luz solar. Seguir leyendo “Carta al viento”

VIVÍ EN EL PARAÍSO Y LO ABANDONE


Hace tiempo viví en el paraíso, ese lugar mítico, anhelado y prometido para la eternidad y decidí abandonarlo.

Les puedo asegurar que es todo lo que hemos escuchado y mucho más.  Pero lo más emocionante y triste a la vez,  es que muchos de nosotros estuvimos allí  y decidimos partir muy aprisa.

En este lugar realmente existe la armonía entre hombre y naturaleza, el despertar es todo un concierto de aves. Seguir leyendo “VIVÍ EN EL PARAÍSO Y LO ABANDONE”

UNA ETAPA POR QUEMAR


Una etapa por quemar

En los últimos meses, mucho se me ha dicho sobre las etapas que todo ser humano debe quemar. Sin embargo, me mantengo en la posición firme y renegada al trago y cuanta sustancia costumbrista y poco original permitan mi crecimiento como persona.

No sé hasta qué punto estoy dispuesto a soportar, largas y agotadas  horas,  sentado o bailando al ritmo suculento, candente y pegajoso de la música;  ritmos que mueven las fibras del mas insensible, o manteniendo conversaciones vagas mientras consumo bebidas alcohólicas.  -“me quedo con la música”

De otro lado y no lejos de la realidad, llega la mañana nauseabunda, replegado a la sombra de la cortina, evitando los rayos del sol que afuera invita a vivir un maravilloso día de deporte junto a familiares o amigos que comparten pasiones. Seguir leyendo “UNA ETAPA POR QUEMAR”

Un mundo de celebraciones…


motelPero aún falta cerrar la noche con la más grande demostración de amor,  y  en una migración moderada  hacia distintos puntos de la ciudad como las ferias, Venecia, chapinero, la primera de mayo  y después de recorrer algunas cuadras bajo las luces neón en las fachadas de la pequeña ciudad de cristal, se cancela lo que parece ser el último gasto del día y en medio del calor humano entre novios, amigos o “amigovios”  finaliza la espectacularizacion del día del amor y la amistad.

continue reading.

TAMBIÉN PODRÍA SER DE TU INTERÉS

¿Que esta pasando?

Podemos hacer algo